La Batalla de los Arapiles

Madrid, 14 de marzo.Querido Gabriel: Si no has sido más afortunado que yo, lucidos estamos. De mis averiguaciones no resulta hasta ahora otra cosa que la triste certidumbre de que el comisario de policía no está ya en esta corte, ni presta servicio a los franceses, ni a nadie como no sea al demonio. Después de su excursión a Guadalajara, pidió licencia, abandonó luego su destino, y al presente nadie sabe de él. Quién le supone en Salamanca, su tierra natal, quién en Burgos o en Vitoria, y algunos aseguran que ha pasado a Francia, antiguo teatro de sus criminales aventuras. ¡Ay, hijo mío, para qué habrá hecho Dios el mundo tan grande, tan sumamente grande, que en él no es posible encontrar el bien que se pierde! Esta inmensidad de la creación sólo favorece a los pillos, que siempre encuentran donde ocultar el fruto de sus rapiñas [...]Nueva ventana

Línea horizontal

Décima entrega de los Episodios Nacionales, con la que se cierra la primera serie, dedicada a la Guerra de la Independencia española, escrita entre febrero y marzo de 1875

En abril de 1812 Gabriel abandona la compañía de los guerrilleros y vuelve al ejército, a las órdenes del mariscal de campo Carlos Espagne, quien dirigía una de las divisiones del comandante general Carlos O'Donnell Nueva ventana. Al mismo tiempo, la Condesa de Amaranta logra averiguar, gracias a las informaciones facilitadas por el afrancesado José Marchena Nueva ventana, que su hija Inés se encuentra en Salamanca, en compañía de su padre, el comisario de policía Luis de Santorcaz, ahora ya fuera de servicio y enfermo. Santorcaz se muestra ahora más despegado del proyecto napoleónico y se orienta sobre todo a difundir la masonería Nueva ventana.

Con esta información, Gabriel de Araceli se ofreció al Duque de Wellington para entrar disfrazado en Salamanca y así examinar los fuertes y las obras de fortificación de la ciudad que estaban ejecutando los franceses, pero más pensando en las posibilidades de encontrar a su amada que valorando sus dotes como espía. Logra así encontrar a Inés en su domicilio salmantino; sin embargo en ella ha nacido un gran cariño por su padre, inválido y necesitado de cuidados, y se niega a abandonarlo.

El protagonista participará y quedará malherido en la batalla que se libra en torno a dos tesos, cercanos a la ciudad de Salamanca, el Arapil Grande y el Arapil Chico, donde las fuerzas aliadas comandadas por el Duque de Wellington Nueva ventana derrotan a las tropas del mariscal Auguste Marmont.

Gabriel, por otra parte, ha conocido a Miss Fly, una romántica aristócrata inglesa que pronto se encapricha de él, pues le considera un héroe desde que supiera que había acabado con la vida de Lord Gray, el hombre que había llevado al suicidio a su hermana. Gabriel, sin embargo, se mantiene fiel a Inés y tiene que librarse de los rumores que surgen entre las tropas inglesas e incluso de las suspicacias de la Condesa Amaranta, que termina finalmente dando su apoyo al casamiento con su hija. Luis de Santorcaz, en el lecho de muerte, logrará también reconciliarse con ellos.

Línea horizontal

Bibliografía
Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar