Back

Información general sobre la Educación Primaria

Se entiende por currículo la regulación de los elementos que determinan los procesos de enseñanza y aprendizaje para cada una de las enseñanzas, estará integrado por los siguientes elementos:

  • Los objetivos de cada enseñanza y etapa educativa.
  • Las competencias, o capacidades para aplicar de forma integrada los contenidos propios de cada enseñanza y etapa educativa, con el fin de lograr la realización adecuada de actividades y la resolución eficaz de problemas complejos.
  • Los contenidos.
  • La metodología didáctica, que comprende tanto la descripción de las prácticas docentes como la organización del trabajo de los docentes.
  • Los estándares y resultados de aprendizaje evaluables.
  • Los criterios de evaluación del grado de adquisición de las competencias y del logro de los objetivos de cada enseñanza y etapa educativa.

Se entiende por contenidos el conjunto de conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes que contribuyen al logro de los objetivos de cada enseñanza y etapa educativa y a la adquisición de competencias.

Los contenidos se ordenan en asignaturas, que en la Educación Primaria se distribuyen en tres bloques.

Asignaturas troncales

El bloque de asignaturas troncales garantiza los conocimientos y las competencias que permiten adquirir una formación sólida y continuar con aprovechamiento las etapas posteriores en aquellas asignaturas que deben ser comunes a todo el alumnado Se encuentra integrado por las siguientes áreas:

  • Ciencias de la Naturaleza
  • Ciencias Sociales
  • Lengua Castellana y Literatura
  • Matemáticas
  • Primera Lengua Extranjera

En el Anexo I del Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero BOE, por el que se establece el currículo básico de la Educación Primaria se recogen los contenidos comunes de las citadas áreas.

El horario lectivo mínimo correspondiente a las asignaturas del bloque de asignaturas troncales, computado de forma global para toda la Educación Primaria, no será inferior al 50% del total del horario lectivo fijado por cada administración educativa como general para dicha etapa. En este cómputo no se tendrán en cuenta posibles ampliaciones del horario que se puedan establecer sobre el horario general.

Asignaturas específicas

Las asignaturas específicas permiten una mayor autonomía a la hora de fijar horarios y contenidos de las asignaturas, así como al conformar la oferta formativa de cada centro. Dentro de este bloque, los alumnos y las alumnas deben cursar las siguientes áreas:

  • Educación Física
  • Religión o Valores Sociales y Cívicos, a elección de los padres, madres o tutores legales.
  • En función de la regulación y la oferta educativa que establezca la administración y, en su caso, los centros docentes, al menos una de las siguientes:
    • Educación Artística
    • Segunda Lengua Extranjera
    • Religión, solo si los padres, madres o tutores legales no la han escogido en el apartado anterior.
    • Valores Sociales y Cívicos, solo si los padres, madres o tutores legales no la han escogido en el apartado anterior.

Asignaturas de libre configuración autonómica

Las asignaturas de libre configuración autonómica suponen un mayor nivel de autonomía, en el que las administraciones educativas y, en su caso, los centros pueden ofrecer asignaturas de diseño propio, entre las que se encuentran las ampliaciones de las materias troncales o específicas. Asimismo, las comunidades autónomas con lengua cooficial establecerán, dentro de este bloque, la asignatura de Lengua Cooficial y Literatura.

Los alumnos y las alumnas deben cursar el área Lengua Cooficial y Literatura en el bloque de asignaturas de libre configuración autonómica en aquellas Comunidades Autónomas que posean dicha lengua cooficial, si bien podrán estar exentos de cursar o de ser evaluados de dicha área en las condiciones establecidas en la normativa autonómica correspondiente. El área Lengua Cooficial y Literatura recibirá un tratamiento análogo al del área Lengua Castellana y Literatura.

Además, los alumnos y las alumnas podrán cursar una o varias áreas más en el bloque de asignaturas de libre configuración autonómica, en función de la regulación y de la programación de la oferta educativa que establezca cada administración educativa y, en su caso, de la oferta de los centros docentes, que podrán ser áreas del bloque de asignaturas específicas no cursadas, áreas de profundización o refuerzo de las áreas troncales, u otras áreas a determinar.

Entre las áreas a determinar, las administraciones educativas y en su caso los centros podrán ofrecer, entre otras, asignaturas relacionadas con el aprendizaje del sistema braille, la tiflotecnología, la autonomía personal y las lenguas de signos.

Competencias clave

Se entiende por competencias clave, o simplemente competencias, las capacidades para aplicar de forma integrada los contenidos propios de cada enseñanza y etapa educativa, con el fin de lograr la realización adecuada de actividades y la resolución eficaz de problemas complejos.

Las competencias se conceptualizan como un «saber hacer» que se aplica a una diversidad de contextos académicos, sociales y profesionales. De este modo, su desarrollo favorece los procesos propios de aprendizaje y la motivación por aprender, gracias a la fuerte interrelación que existe entre sus componentes: el concepto se aprende de forma conjunta con el procedimiento de aprender dicho concepto.

Las competencias clave deben estar integradas en las áreas de las propuestas curriculares, y en ellas definirse, explicitarse y desarrollarse suficientemente los resultados de aprendizaje que los alumnos y las alumnas deben conseguir.

Las competencias deben desarrollarse en los ámbitos de la educación formal, no formal e informal a lo largo de la Educación Primaria, la Educación Secundaria Obligatoria y el Bachillerato, y en la educación permanente a lo largo de toda la vida.

Todas las áreas del currículo deben participar, desde su ámbito correspondiente, en el desarrollo de las distintas competencias del alumnado.

La selección de los contenidos y las metodologías debe asegurar el desarrollo de las competencias clave a lo largo de la vida académica.

Los criterios de evaluación deben servir de referencia para valorar lo que el alumnado sabe y sabe hacer en cada área o materia. Estos criterios de evaluación se desglosan en estándares de aprendizaje evaluables. Para valorar el desarrollo competencial del alumnado, serán estos estándares de aprendizaje evaluables, como elementos de mayor concreción, observables y medibles, los que, al ponerse en relación con las competencias clave, permitirán graduar el rendimiento o desempeño alcanzado en cada una de ellas.

El conjunto de estándares de aprendizaje evaluables de un área o materia determinada dará lugar a su perfil de área o materia. Dado que los estándares de aprendizaje evaluables se ponen en relación con las competencias, este perfil permitirá identificar aquellas competencias que se desarrollan a través de esa área o materia.

Todas las áreas deben contribuir al desarrollo competencial. El conjunto de estándares de aprendizaje evaluables de las diferentes áreas que se relacionan con una misma competencia da lugar al perfil de esa competencia (perfil de competencia). La elaboración de este perfil facilitará la evaluación competencial del alumnado.

En la actualidad, el currículo de Educación Primaria identifica siete competencias clave, esenciales para el bienestar de las sociedades europeas, el crecimiento económico y la innovación, en línea con la Recomendación 2006/962/EC, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006:

  1. Comunicación lingüística.
  2. Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología.
  3. Competencia digital.
  4. Aprender a aprender.
  5. Competencias sociales y cívicas.
  6. Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor.
  7. Conciencia y expresiones culturales.

Con todo, se persigue la renovación de la práctica docente y los procesos de enseñanza-aprendizaje, promoviendo nuevos enfoques de aprendizaje y evaluación.

Subir