You are here:
  1. Home
  2. Press
  3. Actualidad
  4. La educación y la Formación Profesional en la investidura

La educación y la Formación Profesional en la investidura

04/01/2020

La educación y la Formación Profesional en la investidura

Pese al tono bronco y apocalíptico adoptado por los grupos conservadores y la extrema derecha en el debate de Investidura, no podemos obviar que lo más importante del debate es el Programa que el candidato propone a la Cámara.

En su discurso, Pedro Sánchez ha presentado las líneas maestras para un gobierno de coalición progresista en el que el candidato a la Presidencia del Gobierno ha propuesto los valores y las principales medidas.

Entre estas líneas maestras quiero destacar la importancia dada a la educación en este discurso, que ha recogido extensa y detalladamente las principales propuestas del pacto de gobierno en relación con la que es la llave del desarrollo personal, de construcción de comunidad y puerta de la economía y el empleo.

Porque de la educación, la cultura, la ciencia y la investigación depende en buena medida el futuro de nuestro país, por eso es importante la propuesta de un pacto educativo que garantice la inversión educativa al final de la legislatura en el 5% del PIB anual.

La primera apuesta señalada por el candidato ha sido con la Formación Profesional, desplegando el primer Plan Estratégico de Formación Profesional, incorporando a las empresas con fórmulas flexibles y creando consorcios con la participación de los agentes sociales y la comunidad educativa.

Hasta el año 2025, España necesita 200.000 nuevas plazas de Formación Profesional, reforzar la formación del profesorado, además de su movilidad y vinculación a los sectores productivos.

Ya estamos actualizando el catálogo para incorporar 80 nuevas titulaciones y cursos de especialización, asociados sobre todo a la digitalización de nuestra economía. Pero el compromiso es ir más allá, actualizando los contenidos de los 172 títulos ya existentes para que en todos ellos se incorpore un nuevo módulo de digitalización aplicada a cada sector productivo.

Se trata, en definitiva, de adaptar nuestro modelo de formación a las necesidades laborales de la economía del siglo XXI. Y en este sentido, vamos a trabajar en la reforma del Catálogo de Cualificaciones Profesionales para adaptar las titulaciones a las necesidades laborales de nuestra economía.

El gobierno, además, impulsará una Ley Básica de Educación, que derogue la LOMCE y sus consecuencias negativas. Una norma que blinde la educación pública como eje vertebrador del sistema educativo e incorpore los acuerdos alcanzados por la comunidad educativa en estos años y que garantice un sistema educativo estable. Hay que dar respuesta a los desafíos y necesidades del siglo XXI que se base en tres pilares básicos: equidad, inclusión y calidad.

En dicha norma, se alineará la Formación Profesional con el resto del sistema, se reforzará la formación en valores, y los mecanismos de autonomía y gobernanza de las escuelas.

La nueva Ley de Educación debe garantizar la inclusión y la eliminación de la segregación escolar por las condiciones de origen de los estudiantes, por sus necesidades educativas especiales o por sexo. Porque ningún centro sostenido con fondos públicos puede amparar ninguna forma de segregación.

Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional en funciones.

Subir