Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. Prensa
  3. Actualidad
  4. Conferencia Iberoamericana de Educación

La Conferencia Iberoamericana de Educación acuerda impulsar la digitalización y fortalecer la cooperación para superar los efectos de la pandemia de Covid-19

07/10/2020

Imagen de la cumbre
  • La declaración común reconoce también la labor de los docentes durante la emergencia sanitaria y la importancia de impulsar la Formación Profesional
  • La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha destacado en su intervención la necesidad de transformación de los sistemas educativos

La XXVII Conferencia Iberoamericana de Educación ha acordado formular un plan de acción para la digitalización de la Educación, reforzar la formación de los docentes y fortalecer la cooperación entre sus integrantes, entre otras medidas para minimizar el impacto de la crisis sanitaria en los 40 millones de alumnos de la región. La conferencia, quese celebró de forma telemática el 6 de octubre, ha sido convocada por Andorra y organizada por la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) junto con la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB). Forma parte de las reuniones preparatorias para la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebrará en el principado durante el primer semestre de 2021, bajo el lema “Innovación para el desarrollo sostenible – Objetivo 2030. Iberoamérica frente al reto del coronavirus”.

Durante su intervención, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, destacó la oportunidad de compartir experiencias y buenas prácticas para conseguir una educación de calidad y recordó la importancia de la educación como mejor herramienta de futuro. Celaá señaló igualmente la necesidad de transformación de los sistemas educativos, orientando la formación a las competencias, mejorando el apoyo al personal docente y actualizando los métodos de evaluación, y recordó la importancia de la modernización de la Formación Profesional como auténtica palanca de desarrollo social.

Entre los 23 puntos de acuerdo de la declaración común PDF, los ministros reafirman el “valor central de las escuelas y de la educación presencial” para el aprendizaje y el desarrollo del alumno y como igualador social, así como “la importancia de favorecer modelos educativos híbridos o de modalidad mixta” para contribuir a la vuelta a los colegios semipresencial o presencial de forma segura. En este sentido, se fija como objetivo “formular un plan de acción para la escuela digital” que, “a partir de un diagnóstico de la situación actual”, garantice la calidad y “la mayor equidad en la atención de los grupos de vulnerabilidad”. También señala la necesidad de promover la formación continua de los docentes, dotándoles de las capacidades digitales necesarias.

Por otra parte, las medidas incluyen el reconocimiento del esfuerzo y la dedicación de la comunidad educativa en la gestión del impacto de la pandemia, la promoción de sistemas educativos innovadores e inclusivos, así como el objetivo de impulsar nuevos modelos de aprendizaje, más flexibles y personalizados, integradores y transversales. Los ministros señalan también su voluntad de “favorecer la formación a lo largo de toda la vida” y su objetivo de fortalecer la cooperación iberoamericana en materia educativa, reforzando entre otros los mecanismos y plataformas de intercambio de experiencias y buenas prácticas entre los Ministerios de Educación.

“La educación es primordial para el desarrollo de nuestras sociedades y es decisiva para impulsar un desarrollo inclusivo y sostenible, ya que contribuye de manera transversal a la implementación de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”, recuerda la declaración común. “Asimismo, constituye un valioso e irremplazable motor de transformación que abre oportunidades y reduce desigualdades, por lo que tiene una importante incidencia en la recuperación de los efectos sociales y económicos de la pandemia de Covid-19, así como para el desarrollo de nuevas estrategias educativas inclusivas y equitativas”, añade.

“La magnitud de los retos educativos generados por la pandemia en nuestra región aconseja, más que nunca, el refuerzo de la cooperación internacional, compartir experiencias y lecciones aprendidas, conocimientos y recursos, apostando por la eficiencia y por el valor de la colaboración y la complementariedad”, concluye.

Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar