Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. Prensa
  3. Actualidad
  4. Un año de pandemia: impacto en la educación

Un año de pandemia: impacto en la educación

12/03/2021

  • El 14 de marzo de 2020, el Gobierno de España aprobó el estado de alarma BOE ante la situación de pandemia por Covid-19. Entre otras medidas, se decretó el cierre de los colegios en todo el territorio.
  • El Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) ha trabajado en todo momento, en coordinación con las autoridades sanitarias y con las Comunidades Autónomas y con la ayuda de toda la comunidad educativa, para garantizar el derecho a la educación en un entorno seguro.
  • Este es un pequeño resumen de las principales actuaciones adoptadas en este año para mitigar el impacto de la emergencia sanitaria en el sistema educativo.

Puesta a disposición de material didáctico

El MEFP trabajó desde los primeros días para facilitar a las administraciones educativas, docentes y familias medios técnicos y recursos para afrontar el desafío de pasar en unas horas de una educación presencial a una educación a distancia y online, a través de diversas actuaciones.

Se creó el portal web ‘Aprendo en casa’, desde el que se canalizaron recursos, herramientas y aplicaciones educativas para el profesorado, las familias y el alumnado y se abrió el acceso a los materiales del Centro de Innovación y Desarrollo de la Educación a Distancia (CIDEAD). También se pusieron a disposición de las CCAA todos los materiales de Formación Profesional a distancia disponibles (en total, 1.162 módulos profesionales de 104 títulos y cursos de especialización).

En pocos días, se puso también en marcha, en colaboración con Radio Televisión Española (RTVE) y gracias al apoyo de casi un centenar de editoriales y creadores de contenido, la programación educativa ‘Aprendemos en casa’Nueva ventana, dirigida a alumnos y alumnas de 6 a 16 años para facilitar su aprendizaje a distancia, con cinco horas diarias de programación de lunes a viernes. Este programa ha permitido que los estudiantes que tenían dificultades para seguir las actividades online pudieran disponer de recursos educativos a través de la televisión pública. Ante el éxito del programa, TVE ha puesto en marcha un programa educativo, que se inició en noviembre 2020.

A través del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y Formación del Profesorado (INTEF) se abrió también al público general el portal web ‘Recursos Educativos para el Aprendizaje en Línea’, que facilitó a los docentes herramientas y recursos para continuar con la educación con medios digitales y a distancia.

Continuación del curso escolar y adaptación de la EBAU

En paralelo, a los pocos días de decretarse el estado de alarma, el 25 de marzo, se convocó la primera Conferencia Sectorial –en total se han celebrado nueve en el año- para acordar las medidas con las Comunidades Autónomas. La decisión unánime fue continuar el curso escolar, a pesar del cierre de las escuelas.

Para responder rápidamente a la preocupación de los alumnos que terminaban las etapas educativas previas al acceso a la universidad, se acordó retrasar las fechas de celebración de la prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU). Igualmente, con el fin de asegurar la equidad en la realización de esta prueba, se acordó modificar el modelo y el contenido, aumentando la opcionalidad, con el objetivo de que ningún estudiante se viera perjudicado por no haber trabajado en clase algún bloque o bloques de contenido de alguna de las materias.

Adaptar la evaluación, promoción y titulación

Un mes más tarde, el 15 de abril, se volvió a convocar la Conferencia Sectorial, en la que se acordó adaptar la evaluación, promoción y titulación del curso 2019-2020: se propuso que la evaluación de cada estudiante fuera hecha de manera conjunta por sus docentes, que la progresión del alumnado fuera la norma y la repetición fuera una excepción que debía estar sólidamente argumentada y acompañada de un plan preciso de recuperación.

Se sumaron al acuerdo 12 de las 17 Comunidades Autónomas. Estas medidas quedaron recogidas en la Orden Ministerial de 22 de abril BOE.

A partir de entonces, los esfuerzos se concentraron en la preparación del siguiente curso escolar. En la Conferencia Sectorial del 14 de mayo se acordó que las Comunidades Autónomas empezarían a diseñar planes de contingencia para dar una respuesta adaptada a la evolución de la pandemia.

En la siguiente reunión con los consejeros de Educación, celebrada el 11 de junio, se aprobó un documento de 14 puntos BOE que incluía adoptar la actividad lectiva presencial como principio general durante el curso 2020- 2021, que comenzaría en las fechas habituales del mes de septiembre. Se acordó también adaptar las programaciones didácticas para recuperar los aprendizajes imprescindibles no alcanzados por los alumnos durante el último trimestre del curso 2019-2020. Votaron a favor del acuerdo todas las CCAA salvo País Vasco y Madrid.

Fondo Covid-19 y otras inversiones

Al mismo tiempo, el Gobierno movilizó recursos financieros excepcionales para hacer frente a las consecuencias de la pandemia. El Consejo de Ministros aprobó el 16 de junioNueva ventana un fondo de 16.000 millones de euros para las Comunidades Autónomas, con el fin de financiar gastos derivados de la emergencia sanitaria. El fondo Covid-19, no reembolsable, incluía 2.000 millones de euros para gasto educativo (1.600 millones para gasto educativo no universitario), para financiar las medidas derivadas de la emergencia sanitaria, como la contratación de personal docente de refuerzo.

En ese mismo Consejo se aprobó la suscripción de un convenio entre el Ministerio de Educación y Formación Profesional, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y Red.es para poner en marcha el programa Educa en Digital. Su objetivo es que el alumnado más vulnerable, a través de los centros educativos, cuente con 500.000 dispositivos móviles.

A estos se sumarán 250.000 dispositivos más que se financiarán gracias al Mecanismo Europeo de Recuperación y Resiliencia.

Por otra parte, para dar orientación y refuerzo educativo a aquellos centros con mayor complejidad y mayores dificultades de su alumnado se puso en marcha el Programa de cooperación territorial PROA+, con una inversión inicial de 60 millones de euros.

Estos fondos se incrementarán hasta los 320 millones en los próximos tres años, con el respaldo también del Mecanismo Europeo de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Guía de medidas de prevención, higiene y promoción de la salud

Con el fin de orientar a las CCAA en la preparación de sus planes de contingencia de cara al inicio del nuevo curso y la reanudación de la enseñanza presencial, el MEFP remitió a las CCAA el 22 de junio, solo un día después de la finalización del estado de alarma, la ‘Guía de medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente al COVID-19 para centros educativos en el curso 2020-2021'Nueva ventana, elaborada junto al Ministerio de Sanidad y con aportaciones de las CCAA.

Entre otros principios básicos se planteaban la limitación de contactos, ya sea manteniendo una distancia de 1,5 metros o conformando grupos estables de convivencia; la higiene de manos; la ventilación frecuente de los espacios; la utilización de los espacios al aire libre; y el uso de mascarillas.

La propia Guía establecía que estas medidas se irían actualizando cuando fuera necesario, lo que se ha ido haciendo desde entonces.

Fin del curso 2019-2020

Una vez finalizado el curso escolar, las CCAA y el MEFP se volvieron a reunir en la Conferencia Sectorial del 17 de julio, una reunión en la que se aprobaron por unanimidad las propuestas para el desarrollo del Plan de Modernización de la Formación Profesional impulsado por el MEFP, que incluía una inversión en 2020 de 316 millones de euros y de un total de 1.500 millones en cuatro años.

Se certificó también la satisfacción de las administraciones educativas por la culminación del curso y la realización de las pruebas de acceso a la universidad. Hay que subrayar que, mientras otros países suspendieron estas pruebas, en España pudieron celebrarse con normalidad manteniendo las necesarias medidas de prevención y control sanitario.

Vuelta al colegio

Para ajustar los planes de contingencia y actualizar los protocolos de actuación teniendo en cuenta la evolución de la situación epidemiológica tras el verano, el MEFP, el Ministerio de Sanidad y el de Política Territorial y Función Pública convocaron el 27 de agosto, una reunión conjunta del Consejo Interterritorial de Salud y de la Conferencia Sectorial de Educación.

Las 23 medidas y 5 recomendaciones adoptadas quedaron recogidas en el documento ‘Propuesta de actuaciones coordinadas en salud pública frente al Covid-19 para centros educativos durante el curso 2020-2021’Nueva ventana, aprobado en la reunión. Todas las CCAA votaron a favor del acuerdo, con la excepción de País Vasco, que se abstuvo.

Adaptación del curso escolar 2020-21

El 24 de septiembre se volvieron a reunir conjuntamente el Consejo Interterritorial de Salud y la Conferencia Sectorial de Educación. Se acordaron una serie de medidas académicas, recogidas en el Real Decreto de Ley 21/2020, de 29 de septiembreBOE, y que incluían:

- Adaptar las pruebas de acceso a la universidad en el curso 2020- 2021 a la situación excepcional, siguiendo un modelo similar al del curso 2019-20.

- Modificar los criterios de evaluación, promoción y titulación en Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP para adecuarlos a la situación provocada por la pandemia, tal y como se hizo en el curso 2019-2020.

- Adaptar las prácticas de Formación Profesional con la reducción de la duración de los módulos de formación en centros de trabajo (FCT) al mínimo establecido en la ley (220 horas).

- Flexibilizar, de manera excepcional y limitada hasta que concluya el curso académico, los requisitos para el ejercicio de la docencia.

El 14 de diciembre de 2020 se celebró una nueva Conferencia Sectorial para hacer balance del primer trimestre.

Todas las administraciones coincidieron con la ministra de Educación y Formación Profesional en felicitarse por el buen desarrollo del primer trimestre y agradecieron especialmente su esfuerzo a toda la comunidad educativa. El objetivo de mantener la escuela abierta se había cumplido.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia

En la última sectorial celebrada en estos 12 meses, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, compartió con los consejeros de las Comunidades Autónomas el 10 de febrero las prioridades del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en el ámbito de la EducaciónNueva ventana, que incluye 1.496 millones de euros en tres años para digitalización, 1.900 millones para la modernización y consolidación de la Formación Profesional y 1.118 millones para la prevención del abandono escolar temprano, la mejora de los resultados educativos, la escolarización de 0 a 3 años y el impulso a la equidad.

Evolución de la situación epidemiológica

Las clases presenciales se retomaron con el inicio del curso 2020-21 con todas las medidas de prevención y control necesarias para garantizar un entorno seguro.

Gracias al esfuerzo de toda la comunidad educativa, los centros han podido mantenerse abiertos y la situación ha sido de normalidad, teniendo en cuenta la pandemia que estamos padeciendo.

Desde que comenzó el curso, el 98% de las aulas ha estado funcionando con normalidad, puesto que en ningún momento se ha superado el 2% de aulas confinadas, según la información aportada por las CCAA.

Los últimos datos disponibles, de 9 de marzo, indican que estaba confinado apenas el 0,5% del total de los grupos, confirmando la tendencia a la baja.

Otras actuaciones

Sin dejar de seguir y coordinar las actuaciones para limitar los efectos de la pandemia en la comunidad educativa, el MEFP ha seguido en paralelo con su actividad en otros aspectos importantes para el sistema educativo. Se ha avanzado en destacados proyectos, como la aprobación de una nueva Ley de Educación, LOMLOE, que entró en vigor en enero y que permitirá avanzar hacia un sistema más equitativo y de excelencia.

También se ha dado un impulso decidido a la Formación Profesional, una de las prioridades de este Gobierno y de este Ministerio, con la aprobación del Plan de Modernización de la Formación Profesional, presentado en julio de 2020 y actualmente en pleno desarrollo. Dentro de este plan, se acaba de aprobar el Real DecretoBOE que permitirá agilizar la acreditación de competencias profesionales de más de 3 millones de trabajadores en los próximos cuatro años.

Por otra parte, se ha llevado a cabo la reforma del sistema de becas y ayudas al estudio y se ha incrementado el presupuesto destinado a las mismas un 35%, lo que supone 515 millones de euros más en el presupuesto de 2021 hasta alcanzar un montante total de 2.090 millones de euros, el mayor presupuesto de becas alcanzado hasta ahora.

Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar